loader image
Seleccionar página
Conquistando el Maderas

Conquistando el Maderas

Conquistando el Maderas

Buscando camino hacia las faldas del volcán a las 6 de la mañana. Hay que comenzar temprano para bajar con la luz del sol ¡si no es que te llegara a llover justo ese día que decidiste escalarlo!

En la carretera principal de Balgue se encuentra la entrada de Finca Magdalena donde inician los tours. De suerte logre encontrar un guía. No crean que llegan y ahí están los guías esperando. En camino iba preguntando, hasta que di con otros guías que ya tenían una gira planeada con otro grupo, pero lograron comunicarme con alguien mas que estaba desocupado.

Como a las 7:30 estábamos encaminados, entrando al bosque seco. El volcán esta dividido en tres diferentes ecosistemas, bosque seco, bosque húmedo y bosque nuboso. Créanme que se siente la diferencia cuando uno pasa de uno al otro.

A como les decía, el día que tuve esta aventura, estaba lloviendo, por lo cual el bosque seco estaba mojado. Sin embargo, se sentía caluroso, había cantidades de hojas secas en el terreno, y se ven claramente los troncos de los arboles.

Cuando se entra al bosque húmedo, los arboles están cubiertos en musgo, y se ve mucha mas vegetación. Aquí casi no entra el sol y se siente la humedad en el aire. El camino esta mas lodoso, y hay que tener cuidado donde hay gradas de madera porque están lucias. En este punto se nota un poco la neblina y la temperatura baja un poco.

Pasamos un primer mirador, un área que parece que ha habido un deslave de lodo y piedra, y estos nos lleva hacia el bosque nuboso. Aquí la temperatura cubre todo lo que nos rodea. El camino es mas charcos de lodo que piedras, un lodo barroso al cual no podrás salvarte de una caída. En esta área los arboles con mas bajos, y mas llenos de vegetación. La madera se ve mas oscura, y el verde resalta mas.

Al llegar al punto mas alto, se puede apreciar la laguna en el cráter al ser un día soleado. Al estar sobre esas piedras blancas, respirando un aire tan fresco, el viento que sopla como nunca, uno se siente invencible. Dependiendo de tus capacidades, logras llegar a este punto como en 3 horas.

 

Pero ahí no termino mi paseo. Al ser un día lluvioso no logre ver la laguna desde lo alto, así que escale hacia abajo para verla de cerca. Aquí la bajada es mas retadora. Entre arboles, arbustos, precipicios de lodo y deslaves, logras descender en una media hora.

El agua de la laguna es tranquila rodeada por grama verde y alta. Su suele es lodo barroso, y al estar a un paso de ella, se hunden los pies como si fuera arena movediza. Solo se escucha el viento y el movimiento de las plantas. En este punto, uno encuentra serenidad.

Desde este punto no se sigue bajando. Hay que escalar hacia arriba para llegar al sendero que te lleva de regreso a Finca Magdalena. Uno se va sujetando de troncos, de piedras, de lo que se pueda con tal de no deslizarse con el lodo. Para este momento es medio día, y toca el descenso.

Algunos dirán que es mas fácil, otros sentirán que les afecta en las articulaciones en las rodillas, como fue mi caso. Pero en algo que se que todos podemos coincidir, es que es importante llevar tu propio ritmo, y mantener una respiración consiente.

A las 2:30 pm estaba de regreso en Finca Magdalena, y aunque fue un reto, fue otro volcán nicaragüense conquistado.

TIPS

Contactar a guía antes de la excursión
Empezar temprano
Usar botas de hule o botines altos de escalar
Usar ropa impermeable y abrigo
Llevar bastante agua, el almuerzo y meriendas
Ir bien desayunado

DIFICULTAD: Media
TIEMPO: 6 Horas

Pin It on Pinterest